Oseas 7-9

 Leer online Oseas 7-9.

El capítulo 7 expone el pecado de los gobernantes de Israel, un pecado de adulterio en el que cayó todo el pueblo. El versículo 4 dice: “Todos ellos son adúlteros”. Todos los estratos de la sociedad, incluso los sacerdotes, habían caído en la misma perdición y alejamiento de Dios.

El juicio de Dios, la escasez, el cautiverio y su diáspora por todo el mundo no era sino la cosecha que debían recoger por el pecado sembrado. Sembraron vientos y cosecharon tempestades. La Ley se había convertido en cosa extraña para el pueblo de Israel y los profetas eran tomados por locos, ¡hasta tal punto había llegado su alejamiento de Dios!

Dios se expresa de forma muy enfática en Oseas 8:5 cuando dice ¿Hasta cuándo estaréis sin purificaros?

Son muchas las ocasiones en las que Dios se pregunta “¿hasta cuándo?”, mientras el ser humano va postergando su santificación, su restauración y su relación con Dios. Cuántas veces no habremos dicho… “A partir de mañana”, “A partir del lunes”, “Cuando acabe de hacer esto o aquello”. El momento para rendirse a Dios es ahora y no hay postergación posible.

Oración: Dios grande y misericordioso, me acerco a tus pies arrepentido porque muchas veces he postergado el dedicarte mi tiempo, mis esfuerzos y mi vida al completo. Que hoy sea el primer día de una nueva relación contigo. Quiero rendirte mi hoy todos los días de mi vida. Ayúdame Señor a vivir conforme al llamamiento con el que me has llamado. En el nombre de Jesús, Amén.