Oseas 12-14

Leer cap.12-14 de Oseas en Biblia online.

Las profecías que Dios establece en contra de Israel hablan acerca de Efraín, por ser la tribu más preeminente del reino del norte.

El pueblo de Israel apartó su corazón del Altísimo, su verdadera fuente de provisión, cuando se vieron saciadas todas sus necesidades (c.13, v.6). Dios les dice: ¡Soy yo quien te responde y cuida de ti!, tu fruto procede de mí (c.14, v.8).

¿Cuántas veces no nos olvidamos de esto teniendo más temor de los hombres y de los jefes del trabajo que de Dios, que es quien nos da trabajo y sueldo? Muchas veces usamos balanzas fraudulentas, al igual que los israelitas, para valorar nuestra vida. Nos consideramos suficientemente justos, suficientemente santos, suficientemente entregados a Dios; sin embargo, Dios puede que no opine lo mismo. No podemos buscar a Dios solamente por la provisión y después olvidarnos de que fue Él quien nos dio la provisión.

Los caminos de Dios son rectos, sin dobleces ni justificaciones, y sólo en ellos caminan los justos (c.14, v.9), mientras que los rebeldes tropiezan. ¿Por qué tropiezan? Por sus deseos carnales que les llevan a desobedecer y actuar en contra de la Palabra divina. En la primera epístola de Pedro hallamos estas palabras (c.2, v.8):  “porque tropiezan en la palabra, siendo desobedientes”.

Como consecuencia del estado espiritual de Israel, Dios les promete dos cosas: corrección y amor por pura gracia. La corrección, la escasez, el cautiverio y la dispersión fueron necesarios para producir un verdadero arrepentimiento (c.14, v.1-2) y para re-establecer la relación de amor entre Dios y Su pueblo. ¿Quieres salir de tu desierto personal? ¡Deja que Dios obre en ti y en tu carácter!

¡Qué grande es Dios no desechando al corazón arrepentido y dándole esperanza de ocupar el lugar para el que ha sido llamado! Esta esperanza Dios les dio: “Volverán a habitar bajo mi sombra y crecerán como el trigo” (c.14, v.7)

Durante estos seis días, Dios te ha hecho reflexionar sobre diversos aspectos de tu relación con Él. Él quiere trabajar en tu carácter, trabajar tu rendición y que tu vida esté completamente alineada con Su Palabra para que puedas cumplir con Su propósito para ti. Acércate hoy al trono de la gracia y recibe el oportuno socorro.

Oración: Dios Todopoderoso, tú eres mi única provisión, tú eres mi pan de vida hoy y siempre. Que Tú seas el único de quien sienta temor en todas las decisiones que tome de hoy en adelante. Gracias por tu corrección y por no desecharme. Gracias por formar en mí un carácter conforme a tu corazón. Cumple tu propósito en mí. En el nombre de tu amado hijo Jesucristo, Amén.